Una Sevillana en Holanda

Os preguntareis como una sevillana puede sobrevivir en un pais como Holanda, ni yo misma lo sé, pero el amor tiene mucho que ver !!!

domingo, 6 de enero de 2008

- Roscón de Reyes




El roscón de Reyes o rosco de Reyes es un pan dulce de forma anular, adornado con rodajas de fruta cristalizada (escarchada) o confitada de colores variados, que se come en España y otros países hispanos —principalmente México— que se suele tomar el día 6 de enero, el día de Reyes. Se puede servir en el desayuno o en la merienda.

El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al niño, sino que parece estar relacionado con las saturnales romanas, éstas que no eran más que fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudieran celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno.

Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartía por igual entre los plebeyos y esclavos.

Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano.

Hoy día en España la tradición dice que aquel que reciba el trozo de roscón con el haba deberá pagarlo, también se encuentra algún que otra figura que es la que porta la buena suerte.


La Receta:




Ingredientes:
650 gr de harina,
250 ml de leche ,
25-30 gr de levadura fresca,
120 gr de azúcar,
120 gr de mantequilla ablandada,
2 huevos y 1 yema,
10 g de sal,
2 y 1/2 cucharadas de agua de azahar,
2 ó 3 cucharadas de ron,
piel rallada de 1 limón grande y 1 naranja.

Para decorar : frutas escarchadas al gusto, azúcar, 1 huevo batido, figuritas horneables.

Preparación:

Hay que hacer la masa, mezclamos en un bol una parte de la leche (tibia) con dos o tres cucharadas de harina y la levadura desmenuzada. Se tapa y se deja casi una hora fermentando.

Por otra parte tamizamos harina en un gran recipiente y vamos añadiendo ingredientes la masa ya fermentada incluída. La mantequilla será el último de todos. Habrá que ir amasando hasta que sea homogénea. Hay que amasar durante bastante tiempo, que quede un poco pegajoso pero no suelto. Se añade más harina si hace falta.

Después pondremos la masa en una bandeja o cuenco y la dejaremos fermentar otras 2 horas. En un lugar más o menos cálido sin aire. Después de este tiempo amasaremos otro poco.

Lo siguiente es dar forma al roscón. Se deja un agujero en el centro que luego será más pequeño. Se puede poner la decoración frutal y pintar con huevo batido. Se volverá a tapar una hora. (Puede ser en el horno previamente calentado a 50º pero ya apagado).

Por último se pinta de huevo la masa, se decora con azúcar y se hornea a media altura con el horno a 180º durante 20- 25 minutos.

Esta es la receta básica pero hoy día se sirven rellenos de crema, nata o chocolate y todos estan deliciosos !!!